viernes, noviembre 03, 2006

Varices: tipos y tratamientos

Las mujeres padecen microvarices con una incidencia tres veces mayor que los hombres debido a causas genéticas y hormonales. Esta patología, que irremisiblemente empeora con el paso de los años y los embarazos, plantea un doble problema: las molestias que ocasiona y el aspecto antiestético de las piernas. Las varices de mayor calibre afectan a aproximadamente al 25% de los adultos de ambos sexos y si no son tratadas, originan síntomas y complicaciones derivados de la lentitud del retorno venoso de las piernas además de la importante afectación estética. Por ello, es importante realizar una correcta valoración de las mismas a través de un completo examen clínico y ocasionalmente con la realización de estudios complementarios de la circulación como el Eco- Doppler venoso, que permite conocer el estado de la circulación venosa de las extremidades.

Existen diferentes formas de presentación de las varices:

Microvarices, telangiectasias o arañas vasculares: pueden presentarse solas, en cuyo caso sólo representan un problema estético o hacerlo asociadas a varices de mayor calibre y/o síntomas de insuficiencia venosa ( pesadez, hinchazón, calambres, etc.) Estas alteraciones están ocasionadas por factores hereditarios, hormonales, etc. Su evolución es crónica , o sea que no es posible detener totalmente su aparición, a la vez que las mismas pueden empeorar en circunstancias tales como tratamientos hormonales, embarazos, etc. Los tratamientos de microesclerosis ( química y/o física) permiten tratarlas con excelentes resultados.

Varices reticulares azuladas, visibles generalmente en la parte posterior de la rodilla o en los laterales de las piernas o muslos. Estas venas suelen ser de calibre mayor que las microvarices y pueden asociarse a alteraciones de los trayectos venosos principales ( venas perforantes, venas safenas), los cuales deben ser estudiados. Este tipo de varices pueden ser tratadas con excelentes resultados estéticos utilizando la técnica de microespuma o la microcirugía estética con anestesia local de acuerdo a la valoración médica.

Varices de gran calibre, tortuosas, aisladas o asociadas a hinchazón de la pierna y/o lesiones de la piel ( eczema, pigmentación, úlcera ) estas venas representan un problema de salud y deben ser correctamente tratadas. Requieren la realización de un estudio hemodinámico ( Eco- Doppler venoso) que permita conocer la extensión de las alteraciones venosas y la táctica adecuada para su tratamiento. Actualmente estas venas pueden tratarse de manera ambulatoria, sin anestesia ni ingreso hospitalario mediante la técnica de esclerosis con microespuma eco-guiada.

Nuestro equipo médico le explicará qué tratamiento es más adecuado a cada caso, ya que el término “varices” incluye todas las variantes mencionadas, no siendo extraño que coexistan en la misma pierna más de un tipo de varices y que cada tipo requiera un tratamiento específico. Disponemos de las más actuales técnicas de tratamiento de varices. Ante cualquier duda, póngase en contacto con nosotros.

Departamento de Medicina estética de Clínica Barragán

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home